En la actualidad, las nuevas tecnologías y métodos de trabajo amigable con el medio ambiente son de gran transcendencia, y además son factores que generan crecimiento. En este sentido, las tecnologías verdes juegan un papel importante en cambiar el curso del crecimiento económico hacia la sostenibilidad.

La tecnología verde se refiere “al desarrollo y la extensión de procesos, prácticas y aplicaciones que mejoran o reemplazan las tecnologías existentes que facilitan a la sociedad satisfacer sus propias necesidades mientras disminuyen sustancialmente el impacto de los humanos en el planeta, y reducción de riesgos ambientales y escasez ecológica”.

 

La tecnología verde, tecnología limpia o tecnología ambiental es la que se utiliza sin dañar el medio ambiente, consiste en el diseño de soluciones o dispositivos basados en la “ecoeficiencia”, lo cual garantiza un buen funcionamiento que reduzca el impacto medioambiental.

 

Por otro lado, la Tecnología Verde que se centra en los recursos que más consumen energía y los que producen mayores desperdicios ambientales, pero también se enfoca en la creación y desarrollo de productos informáticos ecológicos y promueve el reciclaje computacional.

La innovación y la estrategia están íntimamente ligadas, ya que la implementación de soluciones Green IT trasciende sobre el modo de organización de las empresas, y es que la Tecnología Verde, Green IT o Green Computing se basa prácticamente en el uso eficiente de los recursos de sistemas para minimizar el impacto ambiental que estos generan, maximizando su viabilidad económica.

La ASI promueve la búsqueda de la recuperación verde a través de diferentes acciones, una de ellas es el Congreso Regional de Sostenibilidad Ambiental, que entre sus objetivos tiene impulsar el Desarrollo Sostenible en la Industria Salvadoreña a través de la exposición de los desafíos y soluciones que conducen hacia una gestión integral y un uso eficiente de los recursos naturales y energéticos.