La Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático de 2021 (COP26) comenzó el domingo 31 de octubre en la ciudad escocesa de Glasgow. Lo que está en juego es de suma importancia porque llega en un momento clave, dado que los científicos han advertido que la ventana para limitar el aumento de las temperaturas globales y evitar las peores consecuencias de esta crisis se está cerrando.

La COP26 se celebra cada año desde 1995. Las cumbres, de dos semanas de duración, son un espacio importante para discutir y analizar la crisis climática a nivel mundial. Estas conferencias anuales reúnen a los que han firmado la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (CMNUCC), un tratado medioambiental internacional que aborda el cambio climático.

La COP26 es una oportunidad crítica para revisar el progreso a cinco años del Acuerdo de París, principalmente, lo que se ha logrado y qué objetivos adicionales deben alcanzarse. Se espera que a la COP26 asistan representantes de más de 190 países, entre ellos líderes mundiales y decenas de miles de negociadores, además de miembros de la prensa y organizaciones observadoras.

Hay dos razones principales por las que la cumbre de 2021 reviste importancia:

En primer lugar, el COVID-19 ha reorientado las prioridades y ha hecho que tanto las personas como los Gobiernos presten más atención al medio ambiente. A medida que muchos países tratan de reconstruir sus economías tras la pandemia, se ha hecho gran hincapié en «reconstruir mejor» mediante una recuperación ecológica.

En segundo lugar, la COP26 se considera la sucesora de la COP21, en la que se firmó el Acuerdo de París, posiblemente el mayor éxito de la CMNUCC en los últimos años. La COP26 se considera la cumbre para abordar tanto lo que se ha logrado como lo que no se ha logrado desde 2015, al tiempo que se establecen planes concretos para alcanzar los objetivos del Acuerdo de París.

Leer Más  ASI impulsa la capacitación y actualización del talento humano del sector productivo

Es importante señalar que también es la primera COP que se celebra desde que Estados Unidos abandonó el Acuerdo de París y posteriormente se reincorporó a él, por lo que es probable que se preste más atención a las contribuciones estadounidenses a la cumbre.

Durante la conferencia, se tratarán cuatro cuestiones principales, según ha planteado el Reino Unido:

  1. Asegurar las cero emisiones en todo el mundo para mediados de siglo y mantener los 1,5 grados centígrados, para lo que los países deben conseguir la eliminación gradual del carbón, frenar la deforestación y acelerar el cambio hacia economías más ecológicas. Los mecanismos del mercado del carbono también formarán parte de las negociaciones.
  2. Adaptarse más para proteger a las comunidades y los hábitats naturales. Esto dado a que el clima ya está cambiando, los países afectados por el cambio climático deben proteger y restaurar los ecosistemas, así como construir sistemas de defensa y alerta, e infraestructuras resistentes.
  3. Movilizar la financiación climática. En la COP15, las naciones ricas prometieron canalizar 100.000 millones de dólares anuales a las naciones menos ricas antes de 2020 para ayudarles a adaptarse al cambio climático y a mitigar los nuevos incrementos de las temperaturas.
  4. Trabajar juntos para conseguirlo

Esto significa establecer colaboraciones entre los gobiernos, las empresas y la sociedad civil y, por supuesto, finalizar el Reglamento de París para que el Acuerdo sea plenamente operativo.

Además de las negociaciones formales, se espera que la COP26 establezca nuevas iniciativas y coaliciones para llevar a cabo actuaciones para combatir los efectos del cambio climático.