Sin duda, hablar del liderazgo de la mujer es un tema amplio y que va creciendo.  Conversamos al respecto con nuestra directora ASI y Representante Legal de Industrias La Constancia, Carol Colorado, quien señaló que, al hacer referencia al liderazgo de la mujer en el país, se ha avanzado bastante, aunque quizá no con la celeridad que se quisiera. Sin embargo, hay importantes avances en el posicionamiento mujer en diferentes puestos, no solo en equipos de liderazgo sino también ocupando puestos que históricamente han sido catalogados y de manera errónea únicamente como hombres. “Vemos mujeres que destacan en la parte política, estamos viendo mujeres que destacan en deportes, mujeres que destacan en la parte científica y a nivel empresarial”, dijo.

Carol Colorado considera que es importante hablar de hechos. «Cuando hay mujeres en juntas directivas y diferentes foros, cambia la visión que tiene una organización. Una empresa una gremial o un emprendimiento con mujeres al frente cambia la dinámica”, expresó, y destacó que un estudio reciente de la empresa Deloitte dice que cuando hay equipos diversos, la rentabilidad de una empresa puede aumentar entre un 15 y un 33%; y cuando hay participación de mujeres en el equipo de liderazgo puede haber una rentabilidad que aumenta entre 6 y el 15%.

Agregó, por otro lado, que al hablar de que las conversaciones cambian cuando hay una mujer, “es esa vena de empatizar que tenemos las mujeres y la capacidad de manejar varias cosas al mismo tiempo en los diferentes roles que tenemos lo que nos ayuda incluso a fortalecer nuestra posición en la compañía. Es un tema de oportunidad, de valorar talentos”, amplió.

En este sentido,  también manifestó que estos datos son relevantes porque no es solo poner a mujeres porque se debe cumplir una cuota, no debe ser visto así, sino más bien ver que la diversidad en los equipos de liderazgo tiene su función en la parte de la rentabilidad. “No está mal pensar en la rentabilidad de una empresa, pero también hay que entender que equipos diversos teniendo participación de mujeres en equipos de liderazgo y en otras áreas es bien importante”.

Carol Colorado subrayó que hay que valorar y no encasillar a las mujeres por puestos de trabajo, y puso como ejemplo el caso de que la fuerza física a veces es un criterio que define el considerar una mujer para un puesto “X”, el que puedan subirse a una torre o armar cosas eléctricas, a veces es un criterio que define. “Nosotros en la empresa hemos comprobado que al no tener esos sesgos inconscientes y/o eliminarlos, uno se lleva grandes sorpresas y agradables al capacitar mujeres. Ahora nosotros tenemos mujeres que operan montacargas, tenemos una escuela donde capacitamos a las mujeres para que lo hagan”, amplió. Además, señaló que también cuentan con mujeres área comercial y otras.

Retos a superar

Entre los retos que enfrenta la mujer salvadoreña, Carol Colorado dijo que personalmente considera que hace falta mucha educación en el tema porque el papel de la mujer se ha visto limitado a tareas de hogar. “Vemos deserción escolar en niñas en las zonas rurales, creo hace falta invertir en educación para que las nuevas generaciones entiendan el rol de la mujer y el papel de las niñas en la parte educativa, ellas deben tener acceso ilimitado  a la educación  y a la  formación al mismo nivel que lo tienen de los niños”, puntualizó.

Otro de los retos está relacionado directamente hacia adentro, porque en ocasiones algunas mujeres se autolimitan en sus capacidades.  La directora ASI expresó que en este sentido también aparecen los sesgos inconscientes que tienen que ver tanto con el entorno que en ocasiones ven ciertos grupos que ven limitadas capacidades en las mujeres por sus diferentes roles de madre, esposa, esposa de todo en casa, y no debe ser así.

“Eso hay que atacarlo a nivel educativo y hace falta mucha capacitación y concientización en el tema. Pero también las mujeres a veces se autolimitan y es donde cobran importancia foros donde se empoderan a las mujeres. Hay que abrir la mente y ver que las mujeres somos capaces de lograr lo que queramos y trasladárselo a nuestras hijas e hijos. Esto crea una red para que la mujer se sienta más cómoda de ir avanzando”, amplió. “Las mujeres tenemos muchos roles que desarrollamos, eso no nos limita, al contrario, esa capacidad de pensar en varias cosas al mismo tiempo, en crear esa empatía, lo que nos caracteriza de cuidar nuestro entorno puede ser muy útil en la parte empresarial”, manifestó.

Al referirse al Foro de Mujeres Líderes, en el que contaremos con su participación, destacó que es importante este tipo de espacios porque dan la oportunidad de conocer y escuchar a personas exitosas, no solo por una excelente posición sino porque lograron ir paso a paso avanzando convirtiéndose en inspiración para otras mujeres, y al mismo tiempo darse cuenta que han pasado por situaciones que viven otras mujeres, retos, dificultades. “Es importante para las mujeres que vamos avanzando que todo es producto del esfuerzo, el empeño, trabajo muy duro, disciplina, educación. Conocer experiencias de otras mujeres también inspira”, señaló.

Los Foros, como el de Mujeres Líderes de la ASI, han dado un paso más allá proporcionando herramientas a las mujeres empresarias, grandes y pequeñas, para que conozcan nuevas tendencias, de qué se está hablando, del empoderamiento económico, tendencias de transformación digital que contribuyen para fortalecer el liderazgo de la mujer.