“Las mujeres somos protagonistas de cambios en la sociedad y en cualquier ámbito donde nos movamos porque somos, entre otras, multifunción y multitareas”, dice Elisa de Valiente, CEO de Grupo VAPE y directora de la Junta Directiva de la Asociación Salvadoreña de Industriales.

“Me gusta realizar y proponer cambios, porque en un momento esa curva propositiva se va a elevar y entonces ese cambio se va a dar”, sostiene. Elisa de Valiente es una empresaria salvadoreña que se considera y es una triunfadora tanto en su empresa, con su familia, en su vida social y para sí misma. Ha dado grandes pasos. Ha sido pionera en muchas iniciativas, una de ellas su exitosa empresa. En este esfuerzo ha estado acompañada por su esposo en todo proyecto que ha decidido ejecutar ha contado con su apoyo.

La empresaria y directora de ASI enfatizó que las mujeres buscan ser justamente las generadoras de cambios y que las cosas se hagan. “No podemos evitar ver la realidad, nuestra sociedad sigue siendo machista, pero la mujer ha ganado bastante en la misma sociedad, en el mundo empresarial y directivo, y dentro de una junta directiva. Esto va abriendo espacios a más mujeres”, dijo.

Oportunidades de brillar

El entorno actual y la crisis que se vive a causa de la pandemia, sin duda ha generado aparte de graves problemas de salud, económicos y sociales, ha planteado retos a todos a nivel mundial, ha contribuido a repensar todo lo que conocíamos y a reaprender.

En este sentido, Elisa de Valiente destacó que, si vemos la pandemia desde otra perspectiva, la situación le ha permitido más liderazgo a la mujer y ha tomado más responsabilidades en su casa para llevar sustento, alegría y dinamismo a su familia, como gestora de los cambios.

“Hemos visto que un mundo de mujeres ha salido con emprendimientos no solo en El Salvador, sino también en otros países del mundo donde mujeres han surgido y encontrado la manera de realizar otras actividades que les hacen crecer como empresarias y como mujer, y a la vez le lleva sustento a su familia”, expresó.

Para la empresaria, en este entorno actual las mujeres han tenido la oportunidad de brillar más pese a las preocupaciones y angustias que genera la pandemia. “Sin duda las mujeres somos proactivas capaces de lograr mucho como nuevos emprendimientos, los cuales yo apoyo porque recuerdo cómo comencé”, señaló.

El secreto del éxito.

Elisa de Valiente comparte parte de su visión para lograr el éxito y es la capacidad de realizar con empeño y convicción todo lo que se propone, combinando bien sus actividades, dado que la vida actual impulsa a realizar muchas funciones al igual que la tecnología.

Según indicó, los inicios, si bien es cierto fueron sacrificados, las experiencias han quedado como historia, algunas difíciles, pero que han producido y se han convertido con esfuerzo en grandes logros. “Si no nos esforzamos, nos vamos a quedar en el camino y esa no es la idea. La idea es ir creciendo”, destacó la empresaria.

La disciplina es clave del éxito en cada uno de los ámbitos y las circunstancias de cada mujer, estos son diferentes. Elisa de Valiente es un claro ejemplo de una mujer líder exitosa.

Lograr llevar todo a la vez con excelencia es posible. En su caso, la multiplicidad de tareas es parte de su día a día y lograrlo siempre importante. “Las he tomado y   me encanta asumirlo con responsabilidad, como lo hago con mi empresa, estar 100 ocupada en cosas productivas es vital para mí, así como seguir aprendiendo para aportar a mi vida, a mi empresa o las asociaciones en las que convivo, adquirir conocimiento y ver cómo lo voy a aplicar”, amplió.

Elisa de Valiente sostiene que como mujeres, se debe ser protagonistas de cambios, instando a las generaciones actuales a crear una sociedad que valga la pena vivirla. La empresaria comparte su experiencia que dirige a su personal joven y en general: el cielo es el límite, hay que seguir creciendo y hay que dejar de temer al riesgo.

La empresaria participará en el Foro de Mujeres Líderes 2021 organizado por ASI, y en este sentido invita a participar en este encuentro para compartir experiencias. “Las líderes nos deben detenerse ni deben detener su aprendizaje, ni dejar de innovar y conocer más de aquellas cosas que se pueden aplicar en la empresa y en las propias vidas”, concluyó.