En una cena de gala y con mucho entusiasmo, la Asociación Salvadoreña de Industriales (ASI) celebró el DÍA NACIONAL DE LA INDUSTRIA, y en una cena de gala, entregó los PREMIOS ASI 2021, que constituyen un reconocimiento público a representantes del sector industrial por el valioso aporte que han hecho al país, y por ser una de las bases principales para impulsar el desarrollo social y la reactivación económica nacional.

La Industria, desde sus diferentes ramas, se ha caracterizado  por ser el motor de la economía, convirtiéndose en  la principal fuente de trabajo. Es por ello, que la Asamblea Legislativa declaró el 12 de junio de cada año como DÍA NACIONAL DE LA INDUSTRIA.

Desde hace seis décadas, reconocemos públicamente a representantes del sector empresarial por sus esfuerzos o actos extraordinarios a favor de la industria, aportando innovación tecnológica, generación de empleo, servicio a la comunidad, desarrollo empresarial, novedad productiva y respeto al medio ambiente, a través del Premio ASI.

Este reconocimiento se otorga a aquellos empresarios o empresas que destacan por su trayectoria, y que cumplen con una serie de requisitos que son analizados por una Comisión de Selección. Hasta la fecha, el Premio lo han recibido  más de 50 industriales o empresas. En esta celebración de la Industria, también se entregan tres galardones: PREMIO ASI, PREMIO EMPRENDEDOR y PREMIO BENEFACTOR.

En el 2021, la gremial entrega el PREMIO ASI, símbolo de excelencia distinción y parámetro de la evolución de la Industria en El Salvador, a GALVANISSA por su visión, aporte al desarrollo y crecimiento de El Salvador.

En 1985, el ingeniero Francisco Suriano Siú, con muchos sueños, pero también con planes muy concretos, fundó GALVANISSA. La empresa, que se caracteriza por su espíritu innovador, revolucionó el mercado de la construcción y metal mecánica. GALVANISSA, caracterizada por su espíritu innovador, revolucionó el mercado de la construcción y metal mecánica, siendo pioneros al introducir el Polín C, cuando todavía se utilizaba la madera como estructura de soporte para la construcción de los techos.

Con mucha determinación, iniciaron negociaciones con los molinos de acero más grandes del mundo en Australia, Corea del Sur y Japón. Es así, como en 1995, logran un acuerdo comercial con el dueño de la patente de Zincalume, introduciendo la marca ZincAlúm, el mejor techo aluminizado de alta resistencia y mayor duración.

Leer Más  Industriales reconocen a las empresas que más exportan en El Salvador

En 2002, abrió operaciones en Honduras con el nombre FERROMAX, en 2003 en Nicaragua, para 2004 en Guatemala y en 2010 se inicia en Costa Rica, formando así el Holding Grupo Ferromax.

Sus operaciones crecieron inaugurando su Centro de Fabricación y Logística, el más grande del rubo en la región, convirtiéndose en el corazón de su operación, desde donde fabrican todos sus productos: Hierromax, metalmecánica GHT y una amplia variedad de techos, entrepiso metálico y estructuras pesadas como vigas y tubos de gran tamaño para la construcción de grandes proyectos. Actualmente, cuentan con más de 200 Megaservicios desde Guatemala hasta Costa Rica.

Por otro lado, promoviendo una cultura de respeto al medio ambiente, todos sus productos son fabricados con Acero Eco Steel, optimizando el consumo del acero por su alta resistencia, máxima duración, máxima sismo resistencia y especialmente por su exclusivo servicio de FABRICACIÒN A SU MEDIDA.

En la actualidad, Grupo Ferromax, se ha convertido en la corporación #1 en Hierro y Techos de las Américas, siendo reconocido por importantes instituciones a nivel regional y revistas de gran prestigio, como una de las empresas más innovadoras de la industria en los últimos 50 años.

La ASI entrega el PREMIO EMPRENDEDOR, al empresario o empresa que, con mucho esfuerzo, dedicación, determinación e innovación, hace crecer su negocio en una industria pujante y emblemática, pese a las adversidades y a los retos. Este año, el reconocimiento se otorga a Agroindustrias San Julián S.A de C.V (AGROSANIA S.A DE C.V). Empresa fundada el 15 de enero de 1985, bajo la dirección del ingeniero Max Fernández Rothe con el apoyo de sus hijos.

La visión de los fundadores fue crear una agroindustria integrada y sostenible, donde los subproductos y desechos generados durante los procesos productivos pudiesen ser reutilizados en otros procesos interdependientes.  El plantel agroindustrial de 47 hectáreas está compuesto por una planta procesadora de leche, planta procesadora de alimentos para animales, granja porcina y finca cafetalera en asocio con especies frutales y forestales.

Así es como nace el sabor de la marca SAN JULIÁN, con el objetivo de producir productos lácteos pasteurizados de excelente calidad que fuesen higiénicamente elaborados y empacados. Comprometidos a una producción sostenible, AGROSANIA fue de las primeras empresas lácteas del país en contar con un sistema de tratamiento de aguas residuales industriales.

Leer Más  Foro de Mujeres Líderes 2020

AGROSANIA decide iniciar exportaciones en el 2002 hacia el mercado guatemalteco. La iniciativa se extendió en 2006 exportando a diferentes estados en los Estados Unidos, a diferentes estados como: California, Texas, Florida, Washington y Nueva York, llevando el inigualable sabor San Julián el país produce.

En 2017, se expande en la regiòn y abre TECNOLAC S.A., un nuevo centro de producción en Jutiapa, Guatemala. Actualmente, su empresa hermana ha sido la única empresa que ha logrado exportar productos lácteos desde Guatemala hacia el mercado étnico de los Estados Unidos de Norteamérica

Desde el 2011, la ASI entrega el PREMIO BENEFACTOR, reconocimiento al trabajo destacado y al espíritu solidario de quienes dedican su tiempo, esfuerzo y recursos, para brindar mejores oportunidades y una mejor calidad de vida para los más necesitados.

Este año, el premio se entrega al Instituto Salvadoreño de Formación Profesional (INSAFORP) por su valioso aporte y trabajo a favor de los salvadoreños. El INSAFORP facilita la formación profesional por medio de las áreas de Formación Continua para los trabajadores de las empresas y el área de Formación Inicial que facilita la inserción productiva a jóvenes y a población en condiciones de vulnerabilidad.

Los beneficiados de INSAFORP se extienden en los 14 departamentos del país. A través de una extensa red de alianzas estratégicas se atendió tanto población empleada como población en condiciones de vulnerabilidad a través de programas permanentes, proyectos especiales de capacitación, convenios de cooperación con organismos no gubernamentales y convenios de cooperación interinstitucional con distintas entidades del Gobierno de El Salvador.

Desde su fundación, el 2 de junio de 1993 a la fecha, ha capacitado a más de 4.9 millones de salvadoreños con una inversión de $427 millones de dólares.

INSAFORP forma parte desde el año 2004 de la Red de Instituciones de Formación Profesional de la Región Centroamericana, Panamá y República Dominicana, donde de forma permanente se mantiene cooperación, intercambios técnicos y homogenización de normas y metodologías. Los países miembros le encargaron a INSAFORP la primera dirección de la Red en sus inicios, debido a su exitoso modelo de operación.

En el ámbito internacional, INSAFORP es considerada una de las organizaciones pioneras en un modelo de trabajo innovador y una de las organizaciones más exitosas del continente americano.

Galería