La Defensoría del Consumidor lanzó un programa para certificar plataformas electrónicas que cumplan la ley de derechos al comprador. Compartimos la nota publicada en DIARIO EL MUNDO.

La Defensoría del Consumidor lanzó un programa para certificar a negocios digitales que cumplan buenas prácticas. Una reciente investigación de la institución encontró que ocho de 10 comercios en línea en el país no cumplen con las disposiciones de la ley de protección al consumidor, pese al incremento de esta modalidad para realizar compras tras el brote de la pandemia del covid-19.

En ese sentido, el programa, denominado como “Sello de garantía en plataformas electrónicas para proveedores de bienes y servicios”, tiene por objetivo proteger los derechos e intereses de la persona consumidora en el comercio digital.

Ricardo Salazar, presidente de la Defensoría del Consumidor, detalló que los negocios digitales que quieran acreditarse el sello deberán cumplir con una serie de disposiciones establecidas por la autónoma, así como comprobar una atención adecuada a los consumidores, formas de pagos, ofertas, promociones y evitar publicidad falsa.

“Es un programa cuyo fin es contribuir al fomento y a las buenas prácticas empresariales respetuosas de los derechos de los consumidores y, a la vez, ampliar sus nichos de mercado con una ventaja competitiva que lo vuelve más relevante en el contexto de la pandemia”, expresó Salazar.

El proceso es voluntario y, según el titular de la institución, mejorará la confianza de los consumidores en las transacciones realizadas por Internet, pues el sello se colocará en la página principal de cada negocio que haya sido certificado.

Leer Más  ASI impulsa el liderazgo femenino en la transformación digital

Inscripción.

María Aguilera, especialista en comercio electrónico, detalló que los negocios que busquen esta certificación deben escribir un correo a la dirección “programasellodegarantia@defensoria.gob.sv ”, en el cual pueden solicitar una ficha de adhesión y los formularios.

 

Una vez que se envíe la documentación, la Defensoría del Consumidor delegará un equipo para realizar una inspección de acuerdo al historial de comportamiento que posea la empresa y se verificará que cumpla los requerimientos establecidos en la ley.

Posteriormente, se firma una carta con los proveedores en la que se comprometen a cumplir con las disposiciones y, por último, la Defensoría del Consumidor otorga el sello digital para que pueda hacer uso de él en el sitio web de la empresa.

Si un negocio solicitante no cumple con los criterios de la ley, la Defensoría del Consumidor le otorgará un período para que subsane las deficiencias. Asimismo, este programa solo aplica para empresas establecidas en El Salvador y la institución detalló que, si el negocio incumple los derechos al consumidor, se le retirará el sello.