El cierre de empresas locales sería la principal consecuencia del incremento en el costo de esta materia prima. El alza obedece a la fluctuación de los precios a nivel internacional tras un incremento en la demanda dada por la reactivación productiva. Compartimos la nota vía El Diario de Hoy.

Posible cierre de empresas o cese de operaciones, así como aumento del precio de productos terminados, serían las principales consecuencias que enfrentaría la industria salvadoreña tras un incremento del precio de la resina del plástico.

Este producto ha aumentado su precio hasta en un 80 % a nivel internacional pues con la reactivación económica, se dio un exceso de demanda y la oferta no fue suficiente.

“Si esto se prolonga es muy fácil de que algunas plantas (de producción) puedan cerrar”, auguró el presidente de la Asociación Salvadoreña de Industriales (ASI), Eduardo Cader.

El empresario señaló que el incremento del precio de la materia prima impactaría desde la producción de envases de productos de primera necesidad como el champú, hasta los empaques de medicamentos que usan las empresas.

Sin embargo, el principal problema que podría acarrear consigo es el posible cierre de empresas procesadoras de plástico pues podría darse una escasez de esta materia prima.

“La industria local aún no enfrenta escasez, pero está por suceder”, advirtió Cader.

El líder gremial dijo que “el cierre no sería por cuestiones laborales o por la pandemia, sino por falta de materia prima y me refiero específicamente a las empresas de la industria del plástico”.

En el país hay al menos 80 empresas relacionadas de manera directa con el proceso de plástico y estas generaron más de 7,991 empleos directos a noviembre 2020, según datos de la ASI.

En este momento las empresas ya no cuentan con reservas de este producto y pese a que algunas han cerrado contratos de compra no hay seguridad de que les hagan las entregas, dice.

“Lamentablemente no todos los productos pueden usar material reciclable en sus procesos”, apuntó.

Por ejemplo, hay industrias como la fabricación de boquitas que no puede utilizar plástico reutilizado en sus procesos de empaque y en el caso de las bebidas, solo algunas han invertido en tecnología para rehusar el plástico de los envases.

Leer Más  Conozca más sobre nuestros Diplomados

Problemas logístico y precio del petróleo

Cader explicó, además, que la demanda de transporte a nivel marítimo no fue suficiente, así como los contenedores, esto aunado a los lentos procesos logísticos en aduanas en diversos puertos del mundo. Todo esto terminó por generar un “cuello de botella” que ha derivado en una enorme alza del precio del plástico.

“Viene el problema serio que comienza a afectar las industrias relacionadas con el encadenamiento del plástico”, destacó el empresario.

Por su parte Jorge Arriaza, director ejecutivo de la ASI, mencionó que el incremento del precio del petróleo seguido de la especulación de los precios a nivel internacional, ha sido la principal razón por la cual se ha dado un alza extrema de los precios de la resina.

La industria local no puede incidir en el incremento del precio del plástico a nivel internacional y las empresas deberán valerse de la innovación y creatividad para mantenerse activas, según Cader.

“Son costos abusivos, está pagando más por el flete que por lo que está importando. Para esto no hay un plazo específico para volver a la normalidad. El mercado, la ley de la oferta y demanda, el acoplamiento del transporte marítimo, terrestre, la producción de las petroquímicas, el petróleo mismo, establecen un coctel que debe ir estabilizándose”, dijo Cader.

Industria del plástico

El mes pasado la Asociación Salvadoreña de la Industria del Plástico (Asiplastic), ya había alertado que la resina plástica producida en Estados Unidos había sufrido un incremento de hasta un 40 %, lo que ya había puesto en problemas tanto a la industria de plásticos en El Salvador como a nivel regional.

Ahora la ASI afirma que el incrementó de su precio alcanza un 80 %, un costo que sería insostenible para las empresas que lo utilizan.

Para el representante de la ASI, el incremento del precio de la resina impactará desde los costos de producción en la industria químico-farmacéutica (por los envases y empaques), hasta la producción de huacales, juguetes y otros.

“La estructura productiva del país con seguridad se va a ver impactada con su matriz de costos por la alta incidencia de los precios del plástico como materia prima”, dijo.

Leer Más  Boletín Informativo del Ministerio de Hacienda

Aseguró que los precios se mantendrán en especulación o fluctuantes por lo menos en los próximos cuatro meses, dice el empresario pues no hay certidumbre de cuándo y cuánto podrían bajar.

 

En el sector del plástico existe la práctica de que una empresa se declare en “fuerza mayor”, lo que significa que por circunstancias imprevisibles puede tomar la decisión de cancelar contratos, lo que pondría en vilo tanto el abastecimiento de las empresas locales, como el de las internacionales, dice Cader.

“Muchas de las industrias podrán absorber, dentro de su margen de utilidades, el costo de este incremento, pero hay otras que no y el que no la pueda absorber se lo va a trasladar al consumidor”, advirtió Cader.

La rama industrial que incluye el plástico en sus procesos de producción es amplia y en ella se cuenta al sector textil y confección, así como el químico-farmaceútico, la construcción, los muebles y el calzado y otros.

El principal impacto se verá en el incremento de precios que se trasladarían al consumidor, a distribuidores y proveedores, al no poder absorberlo, dice Cader.

Otra de las grandes preocupaciones de la industria es que el sector plástico ocupa el tercer lugar como mayor exportador de productos del país, con un 7.8 % de la cifra global.

En 2020 se exportó $398.2 millones que representan $21.2 millones menos de lo que se vendió al extranjero en 2019 (-5 %).

Los principales países que compran productos plásticos salvadoreños son Guatemala, Honduras, Nicaragua, Costa Rica y República Dominicana.

Entre los principales productos de exportación están las preformas de envases para bebidas ($96 millones) y los empaques plásticos ($76.1 millones) el año pasado. En términos de producción del Producto Interno Bruto del sector industria, representa el 4 %.

Al enfrentar escasez de productos y reducir la fabricación de artículos con esta materia prima, también hay riesgo de que disminuyan las exportaciones, un dato que preocupa sobre todo porque estas cayeron hasta un 15 % en 2020.