Ahora que estamos a punto de terminar este año, hacemos un alto en el camino para agradecer a cada uno de nuestros socios, proveedores, funcionarios, medios de comunicación y amigos de nuestra gremial por concluir juntos el 2020 que está de más de decir, ha sido el año más duro y difícil de nuestra historia reciente.

Nadie sin duda lo veía venir, sin embargo, este año, pese a lo doloroso que ha sido, también ha sido una gran oportunidad para reinventarnos, adaptarnos y reaprender. Preocuparnos por lo importante, y sobre todo dar respuestas a una nueva realidad, tanto a nivel personal, familiar y empresarial.

Desde que las alarmas sonaron y nos vimos inmersos en una nueva realidad por el COVID-19, la ASI decidió no parar, echamos mano de cada uno de los recursos a nuestro alcance para operar y atender las necesidades de las empresas industriales, sin descuidar las medidas de bioseguridad. Admiramos y reconocemos la entereza y valentía de cientos de empresas que, cada uno, desde su sector, trabajó para que el motor de nuestro país no se detuviera. Ha sido difícil para miles de empresas y los diferentes sectores que conforman la industria nacional, tanto a nivel sanitario como económico, y sabemos que hay mucho por hacer.

Desde el primer momento, los industriales tendimos nuestra mano al país, abrimos centro de acopio, nos unimos mucho más, el sector productivo unido para contribuir y sacar adelante al país. Muchas empresas no pararon, agradecemos a cada uno de los colaboradores, empresas, grandes y pequeñas por su valioso aporte.

Nos mantuvimos y nos mantenemos al pie del cañón, nos reinventamos y buscamos nuevas formas de mantener actualizados a nuestros socios, apoyándoles.

Leer Más  FMI prevé que COVID-19 provocará una contracción de -5.4 % para El Salvador

El escenario cambió, el mundo cambió y nosotros también cambiamos. Dimos un giro a nuestros eventos y capacitaciones, haciendo uso de la tecnología y manteniendo el alto nivel académico y de preparación, con especialistas y profesionales de primer nivel. Fue un gran reto, pero nos llena de orgullo haberlo logrado.

La ASI seguirá trabajando por sus socios, por la Industria y por El Salvador. Sabemos que 2021  tampoco será un año fácil, pero tenemos la certeza que el espíritu valiente de nuestra gente, la visión de industriales y empresarios, desde el más pequeño hasta el más grande, y con fe en Dios, lograremos ir reactivando realmente nuestra economía.

No vamos a bajar la guardia, seguiremos manteniendo y redoblando nuestros esfuerzos por nuestro país e instando a nuestros colaboradores a seguir cumpliendo con las medidas de bioseguridad. El virus sigue allí, pero nosotros tenemos en nuestras manos cómo atacarlo.

En nombre de nuestro presidente, de cada uno de los miembros de la junta directiva de ASI, de todos los colaboradores que conforman nuestra gremial, en esta navidad y para el año que está por llegar, nuestros mejores deseos de prosperidad, paz, armonía y salud para cada salvadoreño y para el mundo entero.