Aunque se espera una recuperación para 2021, la economía salvadoreña podría caer hasta -9 % este año, la peor caída en términos porcentuales en 40 años. Compartimos la nota publicada en DIARIO EL MUNDO.

Los organismos internacionales endurecen las proyecciones económicas para El Salvador en 2020 y se anticipa la peor caída, en términos porcentuales, de los últimos 40 años de su Producto Interno Bruto (PIB).

 

Las proyecciones para 2020 son: -9 % del Fondo Monetario Internacional (FMI), -8.7 % del Banco Mundial, -8.6 % de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL), y entre -6.5 % y -8.5 % por el Banco Central de Reserva (BCR).

Estas proyecciones son un reflejo de las medidas de cuarentena impuestas por cinco meses, en marzo y agosto, para contener el avance de los contagios de covid-19. Además de choques externos, como la caída en las remesas enviadas por los familiares en el exterior o las exportaciones que dependen de la demanda de los socios comerciales.

Como consecuencia, el PIB cayó -19.2 % en el segundo trimestre del año. Sin embargo, el ministro de Hacienda, Alejandro Zelaya, rechazó que El Salvador estuviera en recesión económica y aseguró el país entró “en una etapa llamada depresión económica”.

¿Cuándo un país entra en recesión económica?

Se considera recesión cuando el PIB, la producción de bienes y servicios de una economía, tiene crecimiento negativo durante dos trimestres consecutivos.  Durante este período se muestran caídas en empleo, producción industrial y ventas, explicó Ricardo Castaneda, del ICEFI.

De momento, los datos oficiales actualizados en septiembre revelan una caída del -19.2 % del segundo trimestre del año y se conocerá el tercer trimestre hasta finales de diciembre.

Leer Más  Industriales realizaremos el primer Encuentro de Líderes Empresariales

Sin embargo, Óscar Cabrera, expresidente del BCR, anticipa que la economía se mantenga en negativo porque entre junio a septiembre todavía se sostuvo parte de la cuarentena y se dio el proceso de reapertura general hasta finales de agosto. El economista espera que en el tercero trimestre la caída continúe por el orden del -10 %.

Si se confirma la caída, El Salvador estaría de manera oficial en recesión. Un ejemplo de recesión es 2009, en ese año El Salvador cayó -2.1 % y para el siguiente año se recuperó.

Una depresión es peor que una recesión

En palabras del economista Rommel Rodríguez, economista de Funde, una depresión es una “descomposición del aparato productivo” y sus consecuencias son más fuertes que en una recesión económica.

Tiene implicaciones con una escalada de quiebre de empresas y despidos masivos, como ocurrió en 1930, además que suele ser períodos de crisis más prolongados y las caídas del PIB son más pronunciadas.

Un ejemplo de una depresión económica es la registrada durante el conflicto armado. El Salvador sufrió una caída de su PIB per cápita de -4.16 % en 1979 y para 1980 se agudizó con un desplome de -9.86. En los siguientes años continuó la contracción: -7.24 % en el 1981 y -4.78 % en 1982, Maddison Project Database.

Conclusiones

En rigor, los datos oficiales establecen si una economía está en recesión al observarse dos caídas consecutivas en el PIB. De manera oficial, El Salvador solo tiene confirmado la contracción del segundo trimestre con un desplome de -19.2 % y se sabrá del tercer trimestre en diciembre. En tanto, una depresión económica es una crisis más profunda que una recesión y se describe como una «descomposición del sector productivo».

Leer Más  ASI llevará a cabo el Primer Foro Economía Circular