El déficit fiscal llegó a $1,416.47 millones a julio pasado, una cifra que es cinco veces alta que la brecha registrada en el mismo período de 2019, indican los datos publicado la semana pasada por el Banco Central de Reserva (BCR), compartimos la nota de DIARIO EL MUNDO.

El déficit fiscal es la diferencia surgida cuando los gastos son superiores a los ingresos del Sector Público no Financiero (SPNF), que abarca el Gobierno central y las empresas públicas no financieras. Esa brecha llegó a $1,416.47 millones a julio, principalmente por el incremento del  gasto público ante la pandemia.

Los datos copilados por el BCR del Ministerio de Hacienda indican que el déficit aumentó $1,162.37 millones a julio frente a los $254.10 millones reportados en el mismo período de 2019. En tanto, si se compara con los $825.27 millones al cierre de 2019, significa que en siete meses la brecha aumentó $591.2 millones.

El Banco Central reporta que el SPNF recibió $3,345.66 millones a julio en concepto de ingresos y donaciones, pero los gastos y concesiones netas de préstamos fueron de $4,600.28 millones. Esto da una brecha de $1,254.62 millones que si se suman con los $161.86 millones originados del sistema de pensiones da un déficit global de $1,416.47 millones.

Los datos indican que los ingresos y donaciones mostraron una reducción de -10.16 % si se compara con los $3,723.87 millones registrados en el mismo período de 2019. Es decir, que una caída de $378.21 millones.

Sin embargo, la cifra de gasto y concesión neta de préstamos es $812.94 millones mayor a los $3,787.34 millones del mismo período de 2019 y equivale a un crecimiento del 21.46 % interanual.

Leer Más  INCAE propone reabrir economía con esquema de seis clusters de riesgo

Solo el gasto corriente aumentó 27.49 % al llegar a $4,211.25 millones a julio. Equivale a un incremento de $908.1 millones comparado a los $3,303.15 millones reportados en el mismo período de 2019.

Dentro del gasto corriente se contempla el pago de los intereses de la deuda que a julio representaron $793.01 millones, cerca de $131.1 millones (19.81 % mayor) que los $661.91 millones pagados en el mismo período del año pasado.

Mientras tanto, las transferencias corrientes llegaron a $974.64 millones con un crecimiento de 101.03 % si se compara con los $484.81 millones registrados en el mismo período de 2019, una cifra $489.83 millones más.

La inversión bruta, por otro lado, tuvo una reducción de $85.06 millones (19.16 %) menos frente al mismo período de 2019 al pasar de $444.02 millones del año pasado a registrar $358.96 millones a julio pasado.

El Banco Central indica además que los compromisos de pensiones representaron a julio pasado $161.86 millones, una cifra inferior en $28.88 millones que los $161.86 millones reportados de enero a julio de 2019.