Desde que inició la emergencia, los industriales hemos respetado todas las disposiciones de seguridad sanitaria dictadas por el Gobierno. La industria en general sigue cumpliendo con estrictos Protocolos Sanitarios que contienen medidas de altos estándares, para el cuidado de la salud de sus colaboradores y visitantes dentro de las instalaciones fabriles, las cuales ahora han sido reforzadas para garantizar su protección y seguridad.

La Asociación Salvadoreña de Industriales (ASI), ante las disposiciones y medidas establecidas, con vigencia a partir de 7 de mayo por el Gobierno de El Salvador, para contener la propagación del COVID-19, externa su profunda preocupación por el endurecimiento de las restricciones que impactan en las operaciones de la Industria, las cadenas de suministro o abastecimiento, distribución y exportación de productos, lo que pone en riesgo la ya deteriorada economía del país.

Exigimos a las autoridades competentes garantizar la continuidad de la cadena de abastecimiento para asegurar a la población su alimentación y otros productos de primera necesidad y subsistencia.

Hacemos un llamado a las autoridades a no limitar la libre circulación y movilización de nuestros colaboradores debidamente acreditados, para permitir el adecuado funcionamiento de las industrias.

Ante la promesa del Gobierno de la República de liberar a las empresas de todos los sectores productivos para reiniciar operaciones de forma gradual tras la cuarentena, la industria nacional seguirá cumpliendo con las normas de prevención establecidas, extremando así los controles sanitarios y distanciamiento social, contribuyendo a trabajar en la reconstrucción de nuestra economía para beneficio de El Salvador y todos los salvadoreños.

Leer Más  Segundo Comunicado CIFACIL