Eduardo Cader tomó las riendas como presidente de la Asociación Salvadoreña de Industriales (ASI) luego de que su antecesor, Javier Simán, renunciara a la presidencia en 2017. La gremial tiene 61 años de fundación y reúne a 26 sectores, que en conjunto representan el 97 % de las exportaciones, generan el 23 % de los empleos formales y aportan el 16.2 % del Producto Interno Bruto (PIB). En los primeros 100 días de funciones del nuevo Gobierno, el presidente de la ASI celebra la disposición al diálogo de las instituciones del ramo de economía, pero asegura que es insuficiente tiempo para medir la gestión y rumbo del presidente Nayib Bukele.

 

¿Cómo observa la dinámica y compromiso del nuevo Gobierno?

Yo creo que evaluar un gobierno cuando apenas tiene 100 días de estar funcionando es poco tiempo para sacar algún nivel de conclusiones importantes. Más bien, hemos sentido en los acercamientos que hemos tenido con ministros, secretarios y comisionados, que siempre manifiestan, primero, cómo encontraron la oficina y esa fue la primera cosecha de ellos. Luego hemos tenido, eso lo digo a nombre de ASI, apertura total por parte de todos los funcionarios. Están abiertos a propuestas nuestras. Nos han hablado de sus grandes proyectos, pero mientras no haya resultados y no se establezcan las condiciones ideales para convertir todo eso en realidad, no va a pasar nada o tardará mucho.

¿Se refiriere a?

Un par de ministros han hablado de proyectos cuyo éxito depende, por ejemplo, de que haya seguridad en el país. ¿Qué han hecho en 100 días? Yo creo que han hecho, nada más, buenos propósitos. No tenemos resultados realmente mediables de la gestión de cada quien. Personalmente, creo que lo único medible es la seguridad, en cuando a asesinatos diarios pero que, por otro lado, los desaparecidos han crecido.

En términos económicos, hemos visto total apertura del secretario Kattán (Jorge Miguel Kattán) para ayudar. Hemos visto con buenos ojos la reactivación del comité de facilitación del comercio. Creo que eso ha sido histórico (…) en un intercambio súper positivo y sorprendente; cuando digo sorprendente es porque, quizá, lo contrasto con la forma en cómo nos trataron los últimos 10 años, en donde éramos enemigos gratuitos y, en ningún momento, se nos dio al beneficio de la duda respecto a lo que nosotros podíamos aportar.

Usted dice que hay buenos pronósticos y varios proyectos, pero que solo se puede cuantificar en el tema de seguridad. ¿Qué tan urgente es que el Gobierno presente un plan de gobierno donde establezca metas y prioridades?

Cuando se dio la época proselitista se habló de un Plan Cuscatlán, que se suponía era un plan de gobierno. De eso se están extrayendo algunas cositas y no es que ese haya sido el plan de gobierno, el plan quinquenal. Nosotros realmente no hemos visto todavía que se genere una acción importante en determinadas áreas que nos interesen. ¿A qué me refiero? Exportaciones, qué estimulo vamos a tener en exportaciones. Eso creo que no debe transcurrir mucho tiempo en que, de alguna manera, se pueda trabajar con la Corporación de Exportadores de El Salvador (Coexport) y ASI; falta para llegar a esa primera estación. Luego, podemos hablar de cultura y educación. La tarea de educación y salud son titánicas, se necesita dinero y debemos estar atentos a la forma en que se va a estructurar el presupuesto de 2020.

¿Qué esperarían del Gobierno en el próximo año?

Cuando hablamos de los primeros 100 días, ese es un cliché que existe no solo en El Salvador, sino que en todo el mundo y creemos que con 90 0 100 días tenemos un perfil de cómo será el gobierno. No.

Como sector industrial, ¿qué es lo que les urge que les resuelva el Gobierno?

Yo quiero calificar como positivo el tema de aduanas. Lo considero asunto resuelto, pero el tema de la seguridad es serio, el tema fiscal es serio, ya se empieza a hablar de pensiones, hay que abordarlo. Se habla de salario mínimo, hay que discutirlo.

Nos preocupa que el país se siga endeudando, nos interesa que exista un estricto plan de austeridad medible en los tres poderes del Estado.

Yo le diría que este año ha sido perdido, dicho en el buen sentido.

Los unos, dejando de gobernar, dejando cosas escondidas, nombrando funcionarios en otro nivel con grandes sueldos; por el otro lado, llega un Gobierno nuevo que no hace transición. Llegamos a fin de año y no va a pasar mayor cosa en el país. En lo único que hay apremio es en cuestiones que tienen fechas topes o que están calendarizadas.

 

Agenda

 

¿En qué áreas se avanza?

En julio se reactivó el Comité de Facilitación del Comercio, sin operar desde mediados de 2017 y máxima institución consultiva para la toma de decisiones en materia aduanera y acuerdos comerciales.

El 26 de agosto, el sector privado presentó un anteproyecto de Ley de Aduanas. El Gobierno se comprometió a estudiarla y se establecerá una mesa consultiva con el sector privado para discutirla.

El Ministerio de Medio Ambiente y Recursos Naturales (MARN) agiliza la revisión y entrega de permisos para el desarrollo de proyectos millonarios, retenidos por la anterior administración de la institución.

 

Nota publicada en Diario El Mundo, Uvelí Alemán, 9 de agosto de 2019.