El jueves pasado, en conferencia de prensa, la Comisión Intergremial para la Facilitación del Comercio (CIFACIL), que aglutina a las gremiales que representan al sector productivo, señaló que a dos días de la implementación de la DUCA se reportaron serios problemas de interconexión y no ha sido posible realizar exportaciones ni importaciones con normalidad. ESTAMOS PARALIZADOS, las pérdidas diarias para El Salvador se estiman alrededor de $16 millones de exportación y de $32 millones de importaciones, tomando como referencia los resultados para el año 2018.

Los empresarios reportaron fallas en el sistema informático desde el lunes 6 de mayo por la tarde. Las leyendas de error y de autorización rechazadas fueron generales en las pantallas de sus equipos informáticos, los teléfonos de contacto para dar asistencia fueron insuficientes y no contestaban al transcurrir estos dos días. La Dirección General de Aduanas (DGA) nos está solicitando los casos para atenderlos y se les agradece, pero en realidad ya es a nivel nacional el problema.

Se informó a CIFACIL que todas las operaciones que se transmitieron hasta el lunes 6 de mayo (un día antes de la vigencia de la DUCA), se seguían atendiendo en las plataformas actuales, pero en el caso de las que no se transmitieron antes de la bajada de los sistemas de debían transmitir este día (martes 7 de mayo) con DUCA y, al no haber conexión, las exportaciones realizadas desde el lunes por la tarde, no han podido efectuarse a la fecha. El mayor problema que se generó y que persiste es que al querer emitir el DUCA-T que sustituye al TIM (Documento para el Tránsito Internacional de Mercancías) no daba las firmas, por lo tanto, se impedía despachar contenedores. Se conoció de casos en que solo una empresas salvadoreña tenía 15 contenedores detenidos sin poder exportar ya para el día martes 7 de mayo.

Leer Más  FMI iniciará en marzo su evaluación de la economía salvadoreña

Otra empresa reportó 48 equipos de exportación retenidos sin despachar ni por Guatemala ni por Honduras, 23 equipos de importación de plantas de Honduras para procesos de coproducción hacia El Salvador también retenidos, por mencionar algunos ejemplos de las implicaciones a nivel de las operaciones de las empresas. Tampoco funcionó en el DUCA-D al utilizar el interface y, no se han podido subir los documentos completos y en el DUCA-T no se capturaba la información en el sistema local del SIDUNEA WORD, no se podían realizar los pagos en línea y no conectaban con CIEX para exportar, hay medios de transporte que no aparecen en la base de datos, accesos no habilitados, las pantallas se caen y no se puede avanzar al digitar la información, etc.

Ante esta situación, la DGA activo la contingencia y fue anunciada a las 10:15 p.m. del martes 7 de los corrientes. Por su parte, la SIECA a través de un mensaje por Twitter, pide comprensión a los usuarios de la DUCA e indican que seguirán trabajando conjuntamente para solventar las incidencias. Sin embargo, la contingencia activada por la Aduana de El Salvador, nuestros países vecinos Guatemala y Honduras no la reconocen y, por tanto, no la han aplicado por lo que el problema sigue en aumento.

Ante este caos, CIFACIL hace un llamado a los Ministros responsables de la Integración Económica Centroamericana representado en el COMIECO y a las autoridades involucradas a nivel regional SIECA, Ventanillas Únicas y Aduanas a que trabajen con mejor coordinación Interinstitucional, pues con lo sucedido en estos días se denota la ineficiencia e improvisación de los procesos a nivel de transmisión de datos regionales ocasionando problemas transfronterizos que han impedido la normalidad del comercio exterior vía aérea, marítima y terrestre.

Leer Más  ASI presentó su análisis de la situación económica y de la Industria en el periodo 2009-2019

En este sentido, CIFACIL propuso URGENTEMENTE que se permita  usar en paralelo la plataforma anterior y se active el TIM para que los transportistas puedan emitir el DUT y no seguir perjudicando las exportaciones ni las importaciones (resaltando que estas también incluyen productos perecederos), ya que las consecuencias de perder un barco y no entregar a tiempo el producto, generan serios problemas a las empresas en el cumplimiento de sus contratos de exportación por entregas tardías, que pueden ocasionar cancelación de futuros pedidos y por lo tanto ponen en peligro los empleos que ya se generan. Al mismo tiempo, las empresas no están recibiendo a tiempo su materia prima y se corre el riesgo de parar la producción industrial.