La ASI, a través de su Gerencia de Inteligencia industrial, presenta el Balance preliminar de desempeño económico,  en el que destaca que el sector Industrial sigue siendo importante, aunque ahora representa el 16.1% del PIB, sigue siendo uno de los que fortalece el valor agregado fomentando la calidad e innovación.

El crecimiento económico del país sigue siendo lento, por lo que hay que apostar por políticas públicas que estimulen la producción interna, la inversión y el dinamismo de las exportaciones, permitiendo la generación de empleos.

En promedio al tercer trimestre 2018, la industria creció 2.7%, siendo esto producto del alto esfuerzo de las manos que colaboran en el sector día a día, por lo que siempre hay un compromiso para generar espacios de trabajo amigables y sostenibles, pero para esto se deben fomentar las condiciones adecuadas.

Es evidente que El Salvador ha mostrado un signo de mejora en cuanto al crecimiento de las exportaciones, que alcanzó 2.5%, pero persiste una situación internacional incierta por los diferentes factores políticos, de competencia internacional y hasta climáticos que pueden incidir en el comercio de la región.

El 97% de las exportaciones son aportadas por la industria manufacturera, por lo que se necesitan condiciones y políticas públicas que estimulen la producción, la inversión y la generación de empleos.

La Industria 4.0 en El Salvador no puede quedarse atrás y requiere de factibilidades para los emprendedores y nuevos negocios, orientado a estimular la conectividad. La digitalización cambiará la estructura de la industria tradicional.

Puede descargar el documento completo aquí

Leer Más  La Industria sigue siendo la mayor generadora de empleos.