HomeHistoria

Un grupo de empresarios industriales unió esfuerzos y dio vida a una institución que fomentara el crecimiento de la industria salvadoreña y velara por los intereses propios del sector, generador de miles y miles de empleos directos e indirectos y parte medular del sostenimiento de la economía de El Salvador.

Fue así como un doce de junio de 1958 surge la Asociación Salvadoreña de Industriales, ASI, quedando legalmente inscrita el seis de noviembre de ese mismo año. Desde su creación se plasmó que la gremial debía trabajar en el fomento y la protección industrial de El Salvador, defender los intereses de los industriales en general y particularmente el de sus asociados, el gestionar ante las autoridades u organismos que corresponda la promulgación, expedición, modificación o derogación de leyes, reglamentos y demás disposiciones legales o actos administrativos de acuerdo a los intereses del sector industrial conforme a los principios de libre empresa.

Desde su inicio se buscó que la gremial fuera un órgano de consulta para las instituciones del Estado en aquellos asuntos relacionados con la industria nacional y para que cooperara con el Gobierno en todo lo que se relacione con el beneficio de la industria y del país.

Todas estas prioridades se han cumplido al pie de la letra a través del tiempo, gracias al esfuerzo que cada uno de los presidentes y sus respectivas juntas directivas han venido realizando para el engrandecimiento de nuestra gremial, ya sea en el plano económico, político, social y cultural.

Reconocemos la labor realizada en cada momento de nuestra historia, cuando nuestra gremial ha debido enfrentar amenazas como la guerra con Honduras y su impacto en el Mercado Común Centroamericano,  las huelgas y manifestaciones, el conflicto armado, las diferentes recesiones económicas, la globalización, y la apertura comercial con los tratados de libre comercio.

Reconocemos la iniciativa y visión de los empresarios industriales que dieron vida a esta gremial como don Andrés Molins, en representación de Fabrica Minerva; Industrias Unidas, S.A. (IUSA) ; Lus Dreikorn, en representación de la Litografía e Imprenta Lud Dreikorn; Edmundo Tinetti y compañía; Julia Lartategui, en representación  de Lartategui Hermanos; Alberto Cohen, en representación de Distribuidora de Cosméticos S.A.; Eduardo Funes Hartmann, en representación de Pinsal, S.A.; Pascual Vairo, en representación de Vairo Hermanos y Compañía; Roberto Palomo e hijo, en representación de la fábrica ADOC; Salvador Vairo, en representación de Industrias Salvadoreñas S.A.; Piero Ferracuti, en representación de Ferracuti Hermanos; Juan J. Kattán, en representación de Fabrica de Camisas Presidente Paz; Arturo Becchi, en representación de Sarti & Becchi; José Tusell, en representación de Fabrica de Tejidos Ramón Tusell; Miguel David  Zablah K., en Representación de Fábrica de Conos y Pajillas Sol; Salvador Zablah K., en representación de Papelería Cartonera Salvadoreña; Juan de Dios Martínez Gil, en representación de la Fabril de Aceites, S.A.; Manuel Salinas Ariz, en representación de Laboratorios Arsal; Arturo Zablah en representación de Fabrica Capri; Enzo Bianchi, en representación de la Fábrica de Sacos Cuscatlán S.A.;  Frederick de Callier y Angel Casaus, en representación de Industrias Asbestos Cemento, S.A.; Romero Papini hijo, en representación de delicia, S.A.; Arturo Giolitti, en representación de Taller Giolliti; Mario Delgado, en representación de Industrias Metálicas S.A.; Rafael Leret, en representación de Industrias Lácteas Alfa; Jaime Gabay Gun y Compañía, C.B. Eaton, en representación de la Cigarrería Morazán; Francisco Mijango García, en representación de Francisco Mijango García  y Compañía; Max Hausen, en representación de Pesquera Centroamericana, S.A.;  Manuel Uribe, en representación de la Calzadora, S.A. y Francisco José Prado Mairena en representación de Muebles Metálicos Prado.

El Acta de Constitución de la ASI y el levantamiento de la primera acta de socios estuvieron a cargo del ilustre y recordado patriota salvadoreño Doctor José Antonio Rodríguez Porth.

Este mismo día se acordó elaborar un proyecto de los estatutos para regular las actividades de la entidad y de inmediato se procedió a nombrar un Comité de Organización, que quedó integrado por las siguientes personas: Don Salvador Vairo, Don Roberto Palomo hijo, Don Juan J. Kattán, Don Piero Ferracuti, Doctor Manuel Salinas Ariz, Don Ángel Casaus y Don Andrés Molins.

Agradecemos a nuestros ejecutivos y colaboradores que día a día ponen lo mejor de sí mismos en beneficio de la industria salvadoreña.  También agradecemos a aquellos empresarios que a través de los años han dedicado su tiempo y esfuerzo para buscar un mejor país a través de las gremiales empresariales, y que han sido un heroico ejemplo de patriotismo e inspiración para nuevas generaciones de salvadoreños,  en especial aquellos que dieron su vida en defensa de nuestros principios de libertad, a quienes recordaremos y estaremos siempre agradecidos.

Finalmente, agradecemos a todos nuestros agremiados quienes generan muchísimos empleos ofreciendo más oportunidades para más y más salvadoreños…. Siéntanse orgullosos de ser empresarios!!!

Todos los derechos reservados © 2018. Asociación Salvadoreña de Industriales.

The Kitchen