El país ocupa uno de los puestos más bajos en el Índice de Progreso Social 2020 en Latinoamérica, junto con varios vecinos centroamericanos, por temas de seguridad y medioambiente. Compartimos la nota publicada por LA PRENSA GRÁFICA.

La mayoría de países de Centroamérica, incluyendo El Salvador, ocupan los últimos puestos de Latinoamérica en el Índice de Progreso Social (IPS) de 2020. De 17 países de la región, El Salvador está en la casilla 14, solamente superando a Nicaragua, Honduras y Guatemala.

El IPS es desarrollado por el Social Progress Imperative, una organización sin fines de lucro y socia regional de INCAE Business School. Este clasifica el desempeño social de 163 países en los últimos diez años, sobre la base de 50 indicadores distintos.

Consiste en la primera medición holística del desempeño social de un país que es independiente de factores económicos. Se basa en un rango de indicadores sociales y ambientales que capturan tres dimensiones del progreso social: necesidades humanas básicas, fundamentos del bienestar y oportunidades.

Fue lanzado en un evento virtual organizado por Social Progress Imperative y contó con la participación de Amina Mohammed, secretaria general adjunta de las Naciones Unidas; Katrín Jakobsdóttir, primer ministro de Islandia; y Carlos Alvarado, Presidente de Costa Rica, entre otros.

Particularmente en el caso de El Salvador, son dos indicadores en los que ocupa el último lugar de la región.

En el indicador de seguridad personal, Uruguay con 74.73 era el mejor evaluado en el IPS en 2011, pero en 2020 es Chile con 73.12 puntos. Guatemala era el último en el 2011 con 45.3 puntos, pero este año el último puesto es para El Salvador con 46.87 puntos.

Leer Más  ANEP eligió a su Comité Ejecutivo 2019-2020

En calidad medioambiental, el mejor en la región desde 2011 ha sido Panamá pasando de 88.83 puntos a 90.06 puntos. En el último lugar ha estado El Salvador durante los últimos 10 años, pero pasando de 70.78 puntos a 74.08 puntos.

Cabe destacar que en los últimos años, según el IPS, El Salvador había mejorado en temas como acceso a la información, acceso a electricidad, desnutrición, usuarios de internet, tasa de homicidios e inclusión de la población LGBT.

Sin embargo, ha desmejorado en los indicadores de libertad de expresión, corrupción, derechos políticos, documentos citables y emisiones de gases de efecto invernadero.

Por otro lado, se ha visto prácticamente un estancamiento en los indicadores de años de educación terciaria, agua y saneamiento, criminalidad percibida y esperanza de vida.

 

En la última década, la mayoría de los países de la región han mejorado su nivel de progreso, salvo Brasil y Nicaragua.