Por el impacto del covid-19, en la actualidad solo cierto sector de la industria está autorizado para operar, pero ninguna está produciendo al 100%. La economía en El Salvador ha recibido un «golpe muy fuerte» como consecuencia de las medidas que se han adoptado para contener el covid-19, estimó Jorge Arriaza, nuestro director ejecutivo, en una entrevista con LA PRENSA GRÁFICA. Compartimos la nota.

La «expectativa de crecimiento es de 8% negativo en la economía y eso solo se había dado en la guerra en los años 80» dijo Arriaza, quien expresó su confianza en que espera que esto se normalice al más corto plazo.

A principios de junio pasado la Fundación Salvadoreña para el Desarrollo Económico y Social (FUSADES), advirtió que la pandemia provocará en El Salvador una «recesión económica profunda, en la que la población en pobreza pasará del 30% actual, a más de 50%».

La ASI señala que en el sector se han perdido o están en suspensión 25,000 empleos, las exportaciones han caído más de un 20% y las remesas rondan la misma cifra en lo que va del año.

«Este ha sido un año muy difícil en términos de economía por la pandemia y por la incidencia que han tenido de las políticas públicas», valoró el empresario quien propone más coordinación entre todos los sectores y el Gobierno para abrir de manera ordenada la economía.

Si bien la ASI no ha querido hacer una evaluación de la prórroga por 15 días de la entrada en vigencia de la fase 2, Arriaza consideró que «el efecto es negativo y si se sigue avanzando en el tema de prórrogas será mayor el efecto». El pasado 7 de julio debió haber entrado en vigencia la segunda fase en la reapertura de la economía; sin embargo, debido a al incremento en los casos de coronavirus, el Gobierno decidió postergarlo por 15 días más.

Leer Más  Segunda evaluación sobre la situación del Sector industrial

En la actualidad cierto sector de la industria está autorizado para operar, pero ninguna está produciendo al 100%, sólo el 50% 0 60 % , dijo el directivo que aseguró que el principal problema es el traslado de los trabajadores.

Arriaza está confiando en que la crisis de la salud generada por la pandemia pronto será controlada y eso permitirá mejorar las condiciones para el desarrollo económico de El Salvador; sin embargo, considera que, para lograrlo, se debe abrir la economía en todas sus fases, generar el financiamiento de las empresas afectadas por las medidas económicas y tener mayor coordinación con el Gobierno, detalló.