Las empresas salvadoreñas esperan que, aparte del plan de reapertura, el gobierno ejecute una estrategia de inyección a la economía. Compartimos la nota publicada en EL DIARIO DE HOY sobre este tema.

Gremiales y asociaciones empresariales señalan que ir prolongando la puesta en marcha de las diferentes fases de reapertura económica retrasará más la recuperación del país y aumentará la pérdida de empleos, por lo que demandan al gobierno que desarrolle un plan claro de reactivación económica.

“Lo que esperamos es un plan de reactivación económica, porque una cosa es la reapertura de la economía y otra, es la reactivación. Se debe pensar en un fideicomiso, en vitaminar la economía, retomar los grandes proyectos de obras públicas, del aeropuerto de oriente, es increíble que solo a la fecha tengamos $48 millones de inversión extranjera”, señaló Carmen Aída Muñoz, de la Cámara Americana de Comercio (Amcham).

Por su parte, la directora ejecutiva de la Corporación de Exportadores de El Salvador (Coexport), Silvia Cuéllar, es clara en decir que el alza de contagios en la primera Fase de reapertura económica “era de esperarse”, debido a que no hay un control y no ha habido campañas de concientización y educación para la población.

“El COVID no va a desaparecer. El reto es hacer lo que sea necesario para educar y lograr la cooperación de la ciudadanía en su totalidad, en guardar los cuidados fundamentales: distanciamiento, mascarillas, lavado de manos, quedarse en casa si no es necesario salir”, explicó.

“La economía no puede cerrarse tanto tiempo más. Tal como lo dice el Fondo Monetario Internacional y el Banco Mundial, nuestras economías son altamente vulnerables. Las empresas están invirtiendo lo necesario para cuidar la salud de sus trabajadores, y los contagios no se dan en los entornos de los centros productivos, se dan afuera de las empresas”, agregó la directora ejecutiva de COEXPORT.

Leer Más  Aduanas suspende temporalmente Declaraciones de Valor (DVA)

El presidente de la Asociación de Distribuidores de El Salvador (ADES), Ernesto Soler, agregó que la situación es preocupante en varios sentidos ya que se pone en duda que el gobierno realmente tenga un plan de apertura y menos de reactivación económica, y además, duda de las cifras que publica el Ministerio de Salud por el COVID-19, sean las correctas.

“Nosotros creemos que no hay plan. Este retraso si afectará todas esas empresas que estaban programadas para abrir en fase dos y ya habían invertido y contratado para hacerlo. Además, preocupa también la falta de congruencia en los datos que están saliendo del Ministerio de Salud acerca de los contagios y muertes por COVID. Deja mucha duda”, dijo Soler. Agregó que con este retraso también se limita a que mucha gente pueda tener acceso y recursos para abastecerse de los productos que necesitan.

La Cámara de Comercio e Industria de El Salvador también emitió un comunicado en el que señala que “es necesario que el manejo de la pandemia se base en las mejores prácticas y evidencia científica proveniente de un equipo de asesores calificados”.

Además, la gremial señaló que la reactivación económica “solo puede ser posible con un plan ordenado y basado en protocolos de bioseguridad”.

Sector informal en riesgo

El director ejecutivo de la Asociación Salvadoreña de Industriales (ASI), Jorge Arriaza, advirtió que, si bien es cierto que retrasar las fases de reapertura hará más lenta la recuperación económica, el punto al que debe prestar más atención el gobierno y desarrollar un plan específico, es el sector informal.

“En el sector formal somos como 800,000 personas, lo que significa que hay como 3 millones (de trabajadores) que están en las Tiendas, mercados, ventas en vía pública. En el sector formal los contagios son mínimos porque se cumplen con los protocolos establecidos, pero ¿cómo controlan al sector informal? Esa es una realidad y que seguramente es parte del problema de contagios”, dijo Arriaza.

Leer Más  Exportaciones e importaciones del país y Centroamérica paralizadas con la implementación de la DUCA