La Presidencia dijo que no existen las condiciones para continuar con el desconfinamiento. El transporte público de pasajeros aún no podrá circular. A continuación, la nota publicada en LA PRENSA GRÁFICA.

El Gobierno de El Salvador anunció que aplazará durante 15 días la segunda etapa del plan de reapertura económica. Esta estaba programada para arrancar el martes 7 de julio, e incluiría autorización para que el transporte público de pasajeros pudiera volver a circular.

La Presidencia informó, a través de un comunicado, que tomó la decisión debido al incremento en los nuevos casos de covid-19. Durante los últimos días, las autoridades reportan más de 200 nuevos contagios de la enfermedad.

«Es lo menos que podemos hacer, ante el aumento de casos y el número de fallecidos. Aunque lo que en realidad necesitamos es una cuarentena, para bajar la curva», dijo el presidente de la República, Nayib Bukele, en su cuenta de Twitter.

El gobernante ha pedido a la Asamblea Legislativa que apruebe un nuevo régimen de excepción para establecer otra cuarentena domiciliar obligatoria, como la que se mantuvo ya en el país entre marzo y mayo, pero los diputados no han logrado un acuerdo al respecto, y se decantan ahora por aprobar medidas focalizadas en las zonas más afectadas.

Hasta este domingo, había más de 7,700 casos confirmados y más de 200 fallecidos por el covid-19 en El Salvador.

La primera fase del plan de reapertura económica anunciado por el Ejecutivo inició el pasado 16 de junio, con la autorización del transporte privado, como taxis y otras plataformas, el servicio de comida para llevar, la actividad en el sector construcción, la industria manufacturera, textil y electrónica, los centros comerciales para ventas en línea o por teléfono. Otros servicios, como los salones de belleza, podían atender por cita.

Leer Más  Concluye el primer Foro Mujeres Líderes Digitales

La segunda fase, originalmente programada para el 7 de julio, pasa ahora hasta el día 21 del mismo mes, y habría permitido la circulación del transporte público de pasajeros, la reapertura de industrias como calzado, plásticos y cosméticos.

En la segunda etapa se permitirá también que las personas pudieran comer en restaurantes, con las debidas medidas de alejamiento.

Abogados lamentaron, por otra parte, que no exista una ley para regular tanto el combate a la pandemia como el proceso de reapertura de la economía en medio de la misma (ver nota aparte).

El país no cuenta con una legislación para la emergencia desde que, a finales de mayo, la Sala de lo Constitucional de la Corte Suprema de Justicia mandara al Ejecutivo y al Legislativo a acordar una nueva ley, que no violentara los derechos constitucionales de la población.

Sin transporte público

La autorización para la circulación del transporte público de pasajeros era uno de los aspectos de la segunda fase de reapertura económica que más esperaban muchos salvadoreños. «Yo he estado pidiendo ‘ride’ para el trabajo, no puedo pagar taxi, no me sale», comentó Alejandra García, quien trabaja en Antiguo Cuscatlán y vive en Lourdes, Colón.

En muchos lugares del país, y desde que entró en vigor la prohibición del transporte público, los pick ups han suplido la demanda de movilidad de las personas, lo que representa un riesgo para los pasajeros, puesto que no se guarda la distancia adecuada.

Para la operación de buses y microbuses, el Viceministerio de Transporte había definido que estos no podrían llenarse a toda su capacidad, sino que se tendría que dejar espacio entre pasajeros, además de garantizar la desinfección constante de las unidades, y exigir el uso obligatorio de las mascarillas.

Leer Más  El Internet Industrial de las Cosas es una realidad