Desde el lunes 18 de mayo, Costa Rica endureció las medidas de tránsito del transporte de carga. A la fecha hay 1,600 operaciones autorizadas por ese país. Compartimos con usted la nota publicada en EL DIARIO DE HOY

La Comisión Intergremial para la Facilitación del Comercio (CIFACIL) advirtió que las restricciones que el gobierno de Costa Rica ha impuesto en sus fronteras para evitar más casos de COVID-19 podrían generar un desabastecimiento de bienes de consumo y materias primas y afectar la ya deteriorada economía de la región.

“El sector productivo aglutinado en las 7 gremiales representadas en CIFACIL, solicita que al más alto nivel se aborde esta problemática y se acuerde una solución urgente para normalizar el tránsito terrestre de mercancías, a fin de mantener y garantizar el abastecimiento e instan al Gobierno de Costa Rica a reconsiderar esta restricción y que, en su lugar, adopten otro tipo de medidas alternas para resolver el congestionamiento en las fronteras centroamericanas”, señala un comunicado oficial de la entidad empresarial.

La reunión para tratar el tema comenzó el pasado miércoles y en ella se esperaba discutir protocolos de bioseguridad de transporte de carga, para fluidez del comercio.

La Subsecretaría de Integración Económica Centroamericana (SIECA) convocó a ministros de economía, comercio, salud, autoridades migratorias, aduaneras para enfocarse en el tema y buscar una solución lo antes posible.

De acuerdo con CIFACIL, solo el lunes 18 de mayo se reportaron alrededor de 1,600 operaciones de tránsito autorizadas con destino a Costa Rica, “lo cual agudizará aún más la situación con los 942 medios de transporte que se encuentran detenidos con carga de exportación”, señaló la comisión.

Leer Más  CAMTEX y ASI se pronunciaron ante la improvisación y lenta solución a la crisis en los chorros

CIFACIL reconoció que la situación actual a causa de la pandemia del COVID-19 es grave para la región y para el mundo, pero añade que aunque es una prioridad la protección y bienestar de la población en cada uno de los países de Centroamérica y de los transportistas de los medios de transporte, no se debe perder de vista el balance entre la salud y la economía, por lo que es urgente aprobar a la mayor brevedad posible el Protocolo Sanitario Regional, de ser posible esta misma semana.

Por su parte Costa Rica anunció que presentará una propuesta para solucionar la crisis en las fronteras ante el cierre en el lado nicaragüense y los bloqueos de transportistas en el lado panameño en protesta por las medidas sanitarias impuestas por las autoridades costarricenses para enfrentar la pandemia del COVID-19.

La ministra de Comercio Exterior de Costa Rica, Dyalá Jiménez, dijo en un audio enviado a los medios de comunicación que la propuesta, elaborada junto al sector privado costarricense, pero de la no dio detalles, será presentada “en las próximas horas” al sector privado y Gobiernos de la región.

“Esperamos que esto dé un buen resultado para encontrar ese balance que siempre hemos buscado entre el resguardo sanitario y el flujo de comercio que no puede parar”, declaró Jiménez.

Tras detectar 50 casos de COVID-19 en transportistas extranjeros desde el 5 de mayo, Costa Rica decidió restringir el ingreso de los conductores foráneos a partir del lunes, lo cual generó malestar en el sector privado y Gobiernos de la región centroamericana, que han exigido que se levante esa medida.

Leer Más  En octubre realizaremos la Cumbre Centroamericana de la Industria