El jueves 19 de marzo, el presidente de la República de El Salvador, Nayib Bukele, ordenó cerrar los centros comerciales del país, medida que tendrá una vigencia de 14 días prorrogables a partir de las 7 de la noche de este día.  En este caso, solo podrán estar abiertas las agencias de banco, supermercados y farmacias que estén dentro de los centros comerciales.

Conozca más detalles en la nota publicada en elsalvador.com: Tras confirmarse el primer caso de coronavirus en El Salvador, el presidente Nayib Bukele ordenó este jueves el cierre de centros comerciales del país, como otra de las medidas de prevención ante la pandemia del COVID-19.

Se indicó que solamente podrán estar abiertas las agencias de banco, supermercados y farmacias que estén dentro de los mismos establecimientos. También se exceptúan los centros de conveniencia a la orilla de la calle, dijo Bukele.

La medida tendrá una vigencia de 14 días y podrá ser prorrogable de acuerdo a cómo evolucione la pandemia.

Solo Plaza Mundo, en Soyapango, recibe un promedio diario de 54,000 visitantes. Mientras que Metrocentro recibe 70,000 visitas al día. Aún no se conoce una postura oficial de la empresa privada ante la orden de cierre de los centros comerciales.

El miércoles 18 de marzo por la noche, el mandatario también ordenó el cierre de los call centers y las maquilas del país por 15 días prorrogables. Estos son dos de los sectores económicos más importantes del país que juntos generan más de 100,000 empleos.

El miércoles por la noche, las gremiales empresariales de estos rubros todavía digerían la noticia y se mantenían reunidos para analizar sus acciones, pues aunque acatarán las medidas, no estaban preparados para un súbito cierre de sus operaciones debido a que la decisión no fue consensuada con anticipación. Según fuentes del Organismo Promotor de Exportaciones e Inversiones de El Salvador (Proesa), en el sector de los call centers laboran más de 20,000 personas, quienes podrían perder sus empleos si la medida es prolongada, por lo tanto, una ley que ampare el trabajo desde casa podría salvar esa cantidad de puestos de trabajo.

Leer Más  República Dominicana-Centroamérica, una relación comercial desigual

Estas nuevas restricciones se dan luego de que el Gobierno salvadoreño confirmara el primer caso de coronavirus en el país, específicamente en el municipio de Metapán, departamento de Santa Ana. Se trata de un paciente que estuvo a Italia y habría ingresado al territorio por un punto ciego.

Ante la gravedad de la situación, Metapán permanece bajo un cordón sanitario con vigencia de 48 horas. La Policía Nacional Civil (PNC) y el Ejército han bloqueado los principales accesos a la ciudad.

Medidas económicas ponen en jaque más de 100,000 empleos y generan dudas

Por otro lado, las medidas de alivio ofrecidas el miércoles contemplan la suspensión del pago de las facturas de energía eléctrica, agua, televisión por cable, internet, pagos de préstamos, tarjetas de crédito y cuotas de casas comerciales para los próximos tres meses pagaderos en un plazo de dos años sin afectar la calificación crediticia, ni mora, para los “afectados directos por la crisis.

Inmediatamente economistas consultados por El Diario de Hoy catalogaron las medidas como “improvisadas” y afirmaron que, lejos de ayudar a aliviar la crisis económica podría generar otros problemas de impago al trasladar el costo a otras empresas que proveen servicios de agua, luz, telefonía y banca.

Estas medidas requieren de aval legislativo. El Secretario Privado de la Presidencia, Ernesto Castro, presentó este jueves en la Asamblea siete decretos que espera que el Legislativo estudie este día y los apruebe para enfrentar la emergencia sanitaria por el COVID-19.