El BID, la ASI y el Gobierno señalaron la necesidad de apostar por la tecnología y el capital humano desde lo público y lo privado. El cambio climático y la desigualdad no son retos nuevos para las economías de Latinoamérica, pero la tecnología plantea un nuevo panorama en cuanto al comportamiento de las empresas y de las instituciones, y también ofrece oportunidades para conciliar crecimiento con inclusión y sostenibilidad ambiental.

Gonzalo Rivas, jefe de la división de competitividad, tecnología e innovación del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), explicó durante la inauguración de la semana de innovación de la Asociación Salvadoreña de Industriales (ASI) que «en América Latina (hay) un incremento muy fuerte de las clases medias» que «demandan mucha mayor inclusión».

Las nuevas clases medias buscan que «los frutos del crecimiento se repartan de manera más equitativa» y «tienen mucha más capacidad de voz», explicó.

Argumentó que, si bien la desigualdad no es nueva en la región, el acceso que tiene la población a comunicarse «de forma masiva» por los celulares y las redes sociales implica una nueva contraloría para las empresas.

«Las empresas que han encontrado formas de abusar de su posición ya no lo van a lograr. Tanto en los planos medioambientales como sociales», apuntó.

“En ASI el tema de innovación no es un tema de moda, es un imperativo. O nos subimos al tren del desarrollo o nos seguimos quedando atrás”.
Eduardo Cader,  presidente de ASI

En cuanto al cambio climático, señaló que Latinoamérica tiene la paradoja de contribuir poco a las emisiones, pero ser de las regiones más afectadas, sobre todo Centroamérica.

Leer Más  ASI y Termoencogibles implementarán un centro industrial de negocios e innovación

Rivas fue uno de los conferencistas de la semana que organiza la ASI. La gremial mantiene que el tema debe ser abordado desde una estrategia digital que incluya una normativa acorde a las condiciones que las nuevas tendencias conllevan e incentivos para estimular el crecimiento del sector industrial.

En esa línea, Carmiña Moreno, representante del BID, agregó que la innovación es «el paso seguro» que debe tomar El Salvador y que no se debe dejar de lado la apuesta por el capital humano.

Luis Rodríguez, comisionado presidencial para proyectos estratégicos, agregó que lo que se haga en cuanto a la educación será clave para que el país tenga una mejora significativa a futuro. Además, que se debe modernizar la infraestructura y trabajar todos los sectores en conjunto y no con esfuerzos aislados.

Nota publicada en LA PRENSA GRÁFICA, Javier Orellana, julio 2019.