La madrugada del domingo,  se reportaron filas de furgones en El Amatillo de más de 13 kilómetros. Hay conductores que llevan más de un día intentando cruzar. El tránsito de camiones sigue enfrentando dificultades.

La implementación de la Declaración Única Centroamericana sigue provocando problemas.  Los conductores de transporte de carga pesada que quieren cruzar las fronteras del país continúan con retrasos. El domingo se reportaron filas de furgones de más de 13 kilómetros desde la pluma hasta desvío de Agua Caliente en Santa Rosa de Lima.

En la frontera El Amatillo se hallan motoristas que dicen estar esperando desde el jueves 16 de mayo, para cruzar. Están agotados y con poco dinero para comprar alimentos, tampoco hay lugares para darse un baño y cambiarse ropa.

Juan Martínez, conductor de un furgón, esperó 25 horas para llegar a la pluma. “Vengo desde San Salvador y voy a Costa Rica, esto es un caos y mientras la gente no aprenda a trabajar con el nuevo sistema, nunca se resolverá”, agregó.

Por su parte, Rafael Masaya, procedente de Guatemala y con rumbo a Nicaragua, quien transporta plásticos, dijo que los más afectados son los transportistas porque se incrementan los costos diarios. “Los gastos que dan los patronos son para ciertos días, y con estos atrasos no nos alcanza ese presupuesto”, agregó Masaya.

El inspector Max Martínez, jefe de Operaciones de la delegación policial de La Unión manifestó que el problema es por (la falla) en el sistema de Aduanas, pero que hay dispositivos de seguridad ayudando a darle fluidez al paso vehicular. Martínez agregó que la situación empezó a normalizarse el sábado por la noche con la llegada de más agentes aduaneros.

Leer Más  El Internet Industrial de las Cosas es una realidad

Ayer domingo La Hachadura, uno de los pasos fronterizos de mayor tránsito de mercancías en el occidente del país, también seguía con trabas del lado de Guatemala y de El Salvador, según indicaron fuentes de la Cámara Logística de El Salvador.

Esta frontera es el paso de la mayoría de productos perecederos, como verduras y frutas que El Salvador importa desde Guatemala, muchos de esos productos, al ingresar ya estaban dañados. El nuevo sistema también está afectando en las Aduanas de Honduras, Nicaragua y Costa Rica, aseguraron los transportistas.

Sistema inestable y complejo

La Secretaría de Integración Económica Centroamericana, Sieca, se reunió el pasado 16 de mayo para evaluar el estado de implementación de la Duca, y acordaron que “respaldarán el Plan de Contingencia Regional de Recuperación de los Servicios Informáticos Regionales, implementados por los servicios aduaneros e instruir que el mismo se mantenga vigente hasta la estabilización de los sistemas”, cita el comunicado.

La Sieca insta a que se concluya los procesos administrativos relacionados con el despacho aduanero, derivados de la implementación de la Duca, hasta regularizar las operaciones comerciales.

Aduanas lanzó un plan de contingencia para agilizar el paso fronterizo, el plan, que terminaría hoy o “hasta la estabilización de los sistemas”( según la Sieca), no ha dado los resultados esperados aseguran los transportistas y representantes de las gremiales de comercio.

Empresarios y transportistas de carga han insistido que el nuevo sistema es tan inestable que además de que las declaraciones de comercio centroamericano (DUCA F) y de importaciones y exportaciones de mercancías (DUCA D) se logran procesar solo “por ratos”, la complejidad para elaborar el documento de traslado de mercancías (DUCA T) ha facilitado que los tramitadores les cobren hasta $48 por llenar el formulario.

Leer Más  Exportaciones cayeron un 3.3 % por azúcar y maquila

La semana pasada la Federación de Cámaras de Comercio de Centroamérica (Fecamco) lamentó que los países de la región no estaban preparados para la implementación de la medida. Las gremiales calcularon las pérdidas diarias en unos $415 millones, entre operaciones de importación y exportación a nivel regional.

Nota publicada en EDH, mayo 2019.