El presidente de la Asociación de Administradoras de Fondos de Pensiones (Asafondos), René Novellino, aseguró que las AFP están abiertas a discutir nuevas reformas que mejoren la jubilación de los salvadoreños, pero advirtió que hay daños incorregibles que el sistema arrastra desde hace 13 años y que no permitirán que los que se retiren hoy y en los próximos años tengan una pensión significativa para su vejez.

“Hay una afectación que comenzó hace más de diez años y que ahora ya no se puede corregir”, dijo Novellino. Desde 2006, más de $5,800 millones de los ahorros de los trabajadores fueron prestados al Gobierno a través de Certificados de Inversión Previsional (CIP) a una tasa de interés que no superaba el 3%, cuando a otros inversionistas se les pagaban tasas de hasta 7%. Esto provocó que se dejaran de percibir al menos $2,800 millones que pudieron ganar los fondos de pensiones.

Y aunque las reformas de 2017 determinaron que este interés incremente a 4.5% en 2022, ya no se puede revertir el hecho de que más del 60% de los ahorros de pensiones ganaron bajos intereses.

Desde la semana pasada los partidos GANA y PCN han lanzado varias propuestas con el fin de reformar el sistema de pensiones. El martes pasado también se creó una comisión especial que analizará todas las variables del tema. Entre las propuestas que se plantean están que se le reduzca la comisión por administración a las AFP y que además, se aumente la pensión mínima.

Sin embargo Novellino afirma que antes de analizar estos temas el Estado debe revisar “hasta dónde va a compensar el perjuicio que ha causado”, pues la ley con la que se permitió que el Estado tomara prestado dinero que los trabajadores tenían en las AFP se hizo durante la administración de Antonio Saca y se mantuvo en las de Mauricio Funes y de Salvador Sánchez Cerén. “Este esquema lleva tres administraciones así”, recordó.

Leer Más  Venezuela debe ser una alerta de advertencia para los salvadoreños

¿Cómo aumentar las pensiones?

La pregunta del millón es ¿cómo aumentar las pensiones para llegado el día de jubilación, la tasa de reemplazo (porcentaje del salario) no sea muy bajo. Y la respuesta vuelve a ser la rentabilidad. Según Novellino, por cada punto porcentual adicional en la rentabilidad, se lograría un aumento del 25% en la pensión de los trabajadores. “La fórmula es generar una mejor rentabilidad”, pero “esa medida requiere que la persona tenga tiempo para que esas inversiones se realicen y hayan frutos a futuro”, aseguró.

Para partidos políticos como GANA, la solución está en bajarle la comisión por administración a las AFP, pero según el presidente de Asafondos, esta medida solo lograría un aumento del 5% en los próximos 25 años. Sin embargo,  Novellino afirma que “nada de lo que se pueda plantear desde el régimen de inversiones puede ser efectivo para alguien que ya está por jubilarse”. Además, hay otros problemas relacionados al régimen de inversiones.

Aunque las AFP quisieran invertir el otro 40% de los fondos a tasas de interés más altas, no se puede hacer de inmediato pues el Reglamento de Inversiones que se acordó en 2017 aún no está aprobado por Casa Presidencial.

Pensión mínima no se modifica  desde 2011

La pensión mínima, que actualmente es de $207 no se modificado al alza desde 2011, pese a que la canasta básica ha tenido variaciones significativas, sobre todo en el área rural. Al respecto, Novellino cree que sí es necesario que se analice este tema, pero recordó que este trabajo fue delegado al Comité Actuarial, aprobado en la reforma de 2017.

Leer Más  Conozca más sobre Empresa Centro en la ASI

Pero pese a que ya pasó un año y medio desde la reforma, el comité no se ha establecido, pese a contar con su reglamento. Este comité también tendría que analizar cada tres años si es conveniente o no subir la edad de jubilación.

Nota publicada en El Diario de Hoy, marzo 2019.